Distribuidores alimentación en Mallorca: el sabor mediterráneo de las Islas Baleares

Mallorca permite a propios y extraños saborear una amplia gama de deliciosos y elegantes productos de alta calidad. Destacan el aceite de oliva, el queso de Maó, el vino y las hierbas ibicencas. Como parte de las Islas Baleares comparte artículos con Ibiza y es cuna de productos con una fuerte conexión geográfica.

Todos estos tienen impresa una marca que se construye sobre la tradición y la autenticidad. Se pueden encontrar en los mejores restaurantes, mercados y fiestas del territorio insular. Por supuesto, los distribuidores de alimentación de Mallorca cumplen un papel fundamental para poner en cada mesa todas estas exquisiteces que salen de la tierra y el mar de manos de agricultores y pescadores mallorquines.

Debido a su historia y cultura, Mallorca cuenta con una amplia gama de productos protegidos por denominaciones o sellos de calidad. Estos son los que atestiguan su procedencia, sabor y nivel de refinamiento.

El vino es uno de los productos más convencionales. Mallorca posee varias regiones geográficas dedicadas al cultivo de la vid y a la elaboración de la exclusiva bebida. Pla i Llevant y Binissalem son dos Denominaciones de Origen  o DO de la isla y que dejan el nombre de las Baleares muy en alto.

En Mallorca los vinos se elaboran mayoritariamente con variedades de uva autóctonas en cuyo sabor se nota el clima templado mediterráneo de este paradisiaco rincón del mundo.

Además, existen otras bodegas que producen vino bajo la denominación geográfica de Vino de la Tierra. Entre las que se cuentan elaboraciones como la Malvasía, un vino blanco seco de la Serra de Tramuntana.

En estas tierras los viñedos autóctonos de uva se asoman al mar en terrazas que caracterizan la hermosa costa de pueblos como Banyalbufar y Estellencs. Aprovechando estas características, existen numerosos itinerarios y tours que se pueden realizar por las islas para degustar los vinos directamente en las bodegas.

El aceite de oliva extra virgen, que se produce sobre todo en Mallorca e Ibiza, es de los productos locales más emblemáticos del archipiélago. A este artículo no solo le sacan provecho los distribuidores de alimentación, sino la industria del turismo local. Durante una visita a la isla se podrá conocer el proceso de producción de las almazaras y contemplar algunos de los mejores ejemplos de la arquitectura tradicional mallorquina.

Los embutidos son otro de los alimentos que Mallorca envía a toda España y al mundo y forman parte importante del menú de las Baleares. Destaca la emblemática sobrasada, que se prepara con la mejor carne de cerdo, hierbas y generosas cantidades de pimentón.

Estos ingredientes, producidos en las mismas islas, son los que le dan su sabor y aroma característicos. Junto con el producto estrella de Mallorca (el queso Maó) está presente en todas las tapas de la comunidad autónoma.

Entre los dulces y postres más conocidos destaca la ensaimada de Mallorca. Se trata de un pastel en forma de espiral preparado en varios tamaños. Este puede ser sin relleno o con cabello de ángel.

Asimismo, el flaó de Ibiza, un pastel elaborado con queso y aromatizado con menta. Otros productos disponibles en los mercados de alimentos son las excepcionales almendras mallorquinas, apreciadas por famosos pasteleros por sus finos atributos y el tomate de ramellet, un tipo autóctono de secano con el que se elabora el tradicional pa amb oli (pan con tomate y aceite).

Los licores son un cosmos polifacético. El palo de Mallorca es una bebida oscura elaborada macerando quina y genciana. La ginebra Mahón, clara y con sabor a enebro, se produce siguiendo la tradición inglesa. Las hierbas de Mallorca e Ibiza son maceraciones anisadas de una mezcla especial de plantas aromáticas de la región.

¿Por qué el auge de los distribuidores de alimentación de quinta gama en Mallorca?

Los alimentos de quinta gama son aquellos que están preparados y envasados y se consiguen en supermercados u otros establecimientos para su consumo inmediato. Estos solo requieren calentarse e, incluso, pueden comerse a temperatura ambiente o fríos.

Son productos que se han sometido a diversos métodos de conservación como la pasteurización y la esterilización a muy altas temperaturas y enfriándolos rápidamente. Con ambos procedimientos se evita la proliferación de bacterias y se garantiza vida útil y la inalterabilidad de sus características organolépticas. En otras palabras, se avala su seguridad y salubridad.

No todos los alimentos que se comen y compran en el supermercado pasan por los mismos procedimientos de producción ni son de quinta gama.

Según su procedencia y modo de preparación, la variedad de comidas se clasifica del primero al quinto. Esto permite determinar si el artículo es fresco, enlatado o congelado.

Pero, a los alimentos de quinta gama los preceden los siguientes:        

Alimentos de primera gama: son los que se consumen tal y como los ofrece la naturaleza. Frutas, cereales crudos y verduras componen este grupo.

Alimentos de segunda gama: son las comidas que se han cocinado y envasado al vacío como las conservas.

Alimentos de tercera gama: son los congelados como carnes, pescados, mariscos, frutas o verduras.

Alimentos de cuarta gama: se trata de comidas como frutas, verduras, embutidos o quesos que se envasan al vacío en contenedores de plástico como las bolsas.

Entendiendo esta clasificación se puede explicar mejor por qué los alimentos de quinta gama han adquirido tanta notoriedad en Mallorca.

El éxito de los platos cocinados y listos para comer se basa en lo sencillo que resulta para el consumidor ingerir algo sin esfuerzo alguno. Quiere decir que, con tan solo deshacer el empaque, es posible degustar un producto que contiene todos sus nutrientes y cualidades organolépticas de aroma, textura y sabor.

Basta con seguir unos pasos fáciles y rápidos para tener una comida completa en minutos. ¿Por qué su auge en Mallorca? Simple: esta es una zona de vacaciones, de playa, de pasear y disfrutar y lo que un turista no desea en sus días libres es cocinar.

La comida de quinta gama hace posible a quienes alquilan casas de vacaciones comer rico, variado y sin esfuerzo.

Por otra parte, cada vez son más las empresas de catering profesional que ofrecen a sus clientes platos de alta cocina y de quinta gama. Estos acortan el tiempo de espera de un comensal en la mesa, lo cual es vital en todo negocio de hostelería y más en lugares vacacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *